Un cuento para un Princesa

 

Vale, ya se que igual voy un poquito tarde, pero como el 99% de los que pasáis por esta santa casa sois padres y madres, entenderéis que, en ocasiones, uno es blogger cuando puede y no cuando quiere 😉

A lo que vamos. El pasado 2 de diciembre la Princesa de casa le dio por cumplir cuatro añazos… ¡¡Cómo pasa el tiempo!!

Cuatro años de volver a aprender lo que es la maternidad y la paternidad, ya que cuando pensábamos que habíamos conseguido el doctorado en este mundo, conseguido en la Universidad del Príncipe, apareció esta bella señorita para trastocar todo lo aprendido y empezar desde el P3 de la crianza.

No soy muy de tirar de tópicos y más en temas de crianza, que luego se confunde con cosas que no son, pero si una cosa nos ha quedado claro en estos cuatro añazos es que: ¡¡Segunda y niña!! Y hasta aquí puedo leer.

La fiesta de cumpleaños se ha convertido en un duopolio (os pongo enlace a la Wikipedia para que podáis ver que no me invento la palabra en cuestión), entre los dos personajes que copan las horas de entretenimiento en casa mientras decide la señorita Princesa: Universo Frozen y la Patrulla Canina.

Por suerte, mientras nuestro nivel de stress nos llevaba a ver a Elsa y Ana saliendo del Centro de Rescate de la Patrulla para salvar a Olaf con la ayuda de Ryder, Chase, Skye y Zuma, pudimos disfrutar de otras cosas que nos dejaron descansar durante un momento, como un buen cuento.

Y es que desde Mumablue, tuvieron el detallazo de regalarnos un cuento personalizado para la Princesa. Así que entre «¡¡Libre soy, libre soy!!» y «¡¡Patrulla, al centro de rescate!!», conocimos el Reino de Miriñán y una simpática pequeña llamada Judith (¿casualidad?) 😛 que ayudaba a… Bueno, casi que el cuento no os lo explico y ya vosotros os vais a la web de las amigas de Mumablue y las conocéis.

En fin, que entre hielo y nieve, perros bomberos y policías y un cuento para desintoxicar, hemos disfrutado del cumple de la señorita, que cuatro días no se cumplen cada año, y ya estamos en marcha para el próximo, que en nada el Príncipe llega a los 8 añazos.

Buenas, pues que resulta que tengo que poner este aviso de las "cuquis" para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que eres igual de "cuqui" que yo y aceptas todos estos enlaces que salen por aquí política de cuquis, si quieres saber más dale al enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: