Sobre moda infantil en el Privalia Kids Showroom

¿Quién ha dicho que los papás no sabemos de moda?… Bueno vale, de acuerdo, tengo que reconocer que a algunos nos cuesta eso de combinar colores y que nuestro catálogo de colores no llega a distinguir el blanco roto del blanco nuclear. Pero por suerte gracias a sitios como Privalia (y que uno tiene un amor especial por todo lo relacionado con la moda), la cosa se nos hace un poco más llevadera. Y hace unas semanas pude asistir el evento sobre moda infantil en el Privalia Kids Showroom.

Privalia Kids Showroom

En un bonito marco en la parte alta de Barcelona, los amigos de Privalia nos mostraron sus cuatro nuevas colecciones de moda y zapatos para niños que ya están vendiendo en exclusiva a través de su web, Lola Palacios, Little Celebs, Lili & Klaus y Tippi.

Una de las herramientas que nos han facilitado a los papás mucho la labor de comprar ropa para nuestros hijos, ha sido la compra online, ya que poder ver, decidir y comprar a través de internet, nos ayuda y mucho a la hora de elegir los modelitos que tienen que llevar nuestros peques.

He de reconocer que en estos temas me gusta ser más práctico que vistoso, es decir, que cuando eres el responsable de levantar y vestir cada mañana a los enanos, entre enfados matutinos, desayunos eternos y demás, tener una buena dosis de «practicidad», ayuda bastante.

Bueno, que no me enrollo mucho más y os dejo las fotos tan chulas de evento, en el que además hubo un cuenta cuentos muy especial de mi amigo Carles de Un Papá como Vader.

Privalia Kids Showroom

Privalia KIds Showroom

Privalia Kids Showroom

Privalia Kids Showroom

Ah, por cierto, después de la presentación hubo una mesa redonda en la que hablamos de conciliación y moda con mi amiga Mónica de Madresfera, María José de Blog de Moda Bebé y In Love with Karen… Y hasta dejaron participar a un servidor 😉

Privalia Kids Showroom

Privalia Kids Showroom

Privalia Kids Showroom

Este post está patrocinado, para que luego no haya dudas 🙂

Cosas de abejas con Beetal Go

Buenas de nuevo, que ya tocaba hablar sobre algo en el blog, que uno se pone a otras cosas y va dejando este rinconcito de paternidad como algo «que ya vendré», pero no vuelve. En fin, hoy os quería explicar uno de los últimos eventos en los que estuve con la familia, la agradable mañana que pasamos con los amigos de Beetal Go! y Diafarm en Barcelona.

A pesar de que la mañana no acompañaba mucho, ya sabéis eso de lluvia y algo de frío, nos pusimos en marcha el equipo completo para acercarnos a Barcelona a disfrutar de una serie de actividades: Un taller sobre el mundo de las abejas, un interesante «brunch» (eso que no falte nunca) 😉 y un taller de velas para los más peques.

En el taller gracias a la gente de Apicultura Urbana, tuvimos la ocasión de aprender muchísimo sobre estos curiosos y eficaces animales, como viven, como trabajan, como producen miel y jalea real, etc… Sin duda una interesante charla por parte de esta gente que están promoviendo la apicultura dentro de las grandes ciudades.

Al acabar el taller y tras el interesante «brunch», los peques se fueron al taller de velas, donde gracias de nuevo a Apicultura Urbana, aprendieron a crear velas con cera de abejas. Como podréis ver en las imágenes, hemos hecho acopio de velas para la más absoluta oscuridad durante mucho tiempo.

Mientras que los enanos disfrutaban del taller y sacaban a relucir sus dotes de diseño «velísticas», el resto aprovechamos para asistir a la presentación de los productos Beetal Go!, una gama de productos en el que su principal ingrediente es la jalea real. De esta manera pudimos conocer las barritas energéticas y algo que sin duda gustará mucho a los peques, las chuches hechas con este mismo producto.

En definitiva, una interesante jornada donde pudimos aprender como viven y trabajan las abejas, como hacer velas con cera y donde conocimos los productos de Beetal Go!

La puerta hacia el amor

La puerta hacia el amor tiene forma de entrada de hotel en pleno Paseo de la Castellana.

La puerta hacia el amor es rectangular como la de la Estación de Atocha por donde entramos Carles y un servidor el viernes anterior al #MBDay.

MBDay

La puerta hacia el amor tiene sabor al bocadillo de calamares y la caña que nos tomamos el viernes noche los papás blogueros.

La puerta hacia el amor es igual que el trocito de corazón que me dejé en Madrid durante el fin de semana al poder abrazar a tanta gente.

La puerta hacia el amor tiene grabado a fuego en todo lo alto los nombres, apellidos y blogs de tanta gente maravillosa.

La puerta hacia el amor tiene un cartel que pone: «Gracias loca maravillosa por atreverte a dejarnos hacer eso con tu gala de entrega de premios».

La puerta hacia el amor te lleva a un paseo un domingo por la mañana disfrutando de Madrid (volveré).

La puerta hacia el amor tiene el pelo rubio y largo del maestro Joaquim (contigo empezó todo).

La puerta hacia el amor tuvo la capacidad de llevarme a un fin de semana maravilloso.

Eso y todo más hace la puerta hacia el amor

¡Ah! Y la puerta hacia el amor es la canción que hicimos nuestra tres locos que perdimos la vergüenza y adaptamos un sábado por la tarde de un enero cualquiera.

Buenas, pues que resulta que tengo que poner este aviso de las "cuquis" para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que eres igual de "cuqui" que yo y aceptas todos estos enlaces que salen por aquí política de cuquis, si quieres saber más dale al enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies