Nuevos padres… ¡Los cojones!

A ver, aclaradme el tema, que últimamente me estoy perdiendo y ya no se por donde tengo que navegar…

¿Qué soy?

¿Nuevo padre?¿Padre consciente?¿Padrazo?¿Padre guay?¿Papá moderno?

A día de hoy no tengo muy claro lo que soy, lo que si tengo claro es hasta donde estoy… ¡¡Hasta los cojones!!

Odio las etiquetas, es lo peor que le puedes poner a una persona: «Los negros son…». «Los chinos son…». «Los moros son…». «Los padres de ahora son…»

¡¡¡PUES NO SEÑORAS Y SEÑORES!!!

Llámalo como quieras, allá tú, pero yo no soy ni quiero ser nada de eso, soy padre y punto con una única devoción: Mi hijo y mi hija.

Así que…

No me llames «padrazo» ya que lo considero un término peyorativo asociado al, ya famoso, #efectopicha y no tengo ganas de que me comparen con ciertos personajes.

No me llames «nuevo padre», ya que no tengo nada de nuevo. Soy una persona que ama a su hijo, su hija y punto, no es ninguna novedad o algo que deba destacarse, aunque algunos y algunas lo quieran ver así.

No me llames «padre consciente». ¿De qué tengo que tener consciencia?¿De la paternidad? Vamos hombre, no me fastidies, que es lo que más amo del mundo, no tengo que concienciarme de algo que ya tengo asumido.

No me llames «papá guay», que no tengo nada de guay. Me cuesta mucho afeitarme e intento no hacerlo por vagancia. Tengo mis fallos (muchos) y a veces hasta dejo el bote del champú abierto después de ducharme o me meo en la tapa, así que no soy «súper guay».

Lo dicho, no soy nada de eso, simplemente soy padre. Si te gusta aquí estoy, en caso contrario pues nada, tan amigos, pero no me intentes convencer de la misma manera que yo no lo haré contigo.

Ah y se me olvidaba para posibles comentarios posteriores: Yo soy yo mismo con mi mecanismo… No se si se me entiende.

Cosas de abejas con Beetal Go

Buenas de nuevo, que ya tocaba hablar sobre algo en el blog, que uno se pone a otras cosas y va dejando este rinconcito de paternidad como algo «que ya vendré», pero no vuelve. En fin, hoy os quería explicar uno de los últimos eventos en los que estuve con la familia, la agradable mañana que pasamos con los amigos de Beetal Go! y Diafarm en Barcelona.

A pesar de que la mañana no acompañaba mucho, ya sabéis eso de lluvia y algo de frío, nos pusimos en marcha el equipo completo para acercarnos a Barcelona a disfrutar de una serie de actividades: Un taller sobre el mundo de las abejas, un interesante «brunch» (eso que no falte nunca) 😉 y un taller de velas para los más peques.

En el taller gracias a la gente de Apicultura Urbana, tuvimos la ocasión de aprender muchísimo sobre estos curiosos y eficaces animales, como viven, como trabajan, como producen miel y jalea real, etc… Sin duda una interesante charla por parte de esta gente que están promoviendo la apicultura dentro de las grandes ciudades.

Al acabar el taller y tras el interesante «brunch», los peques se fueron al taller de velas, donde gracias de nuevo a Apicultura Urbana, aprendieron a crear velas con cera de abejas. Como podréis ver en las imágenes, hemos hecho acopio de velas para la más absoluta oscuridad durante mucho tiempo.

Mientras que los enanos disfrutaban del taller y sacaban a relucir sus dotes de diseño «velísticas», el resto aprovechamos para asistir a la presentación de los productos Beetal Go!, una gama de productos en el que su principal ingrediente es la jalea real. De esta manera pudimos conocer las barritas energéticas y algo que sin duda gustará mucho a los peques, las chuches hechas con este mismo producto.

En definitiva, una interesante jornada donde pudimos aprender como viven y trabajan las abejas, como hacer velas con cera y donde conocimos los productos de Beetal Go!

DIY para papás. No vuelvas a tener las manos frías

Buenas a todos. ¿Quién ha dicho que los papás no somos capaces de hacernos un DIY para nosotros o toda la familia? Vale, lo reconozco, seguramente nos cueste un poco más que las grandes de este curioso mundo del «hazlo tu mismo», pero con un poco de paciencia y algo de imaginación, podemos ser capaces de hacer cosas de este estilo y algo más.

Y como el movimiento se demuestra andando y parece que, por fin, ha llegado el invierno de verdad, el del frío y no el de los mosquitos en enero que estábamos viviendo, hoy os voy a enseñar como hacer unos guantes para tener las manos calientes y de paso poder utilizar los dedos para escribir, que para los que nos dedicamos a temas de teclados varios, siempre es de agradecer.

Para ello nos vamos a ir al cajón donde guardamos los calcetines y vamos a coger unos que estén viejos (con viejos me refiero a desgastados o con algún agujero de más), que seguro que todos tenemos más de un par así.

Nos buscamos unas tijeras que sean eficaces (las del kit de peluquería de Peppa Pig no sirven, lo siento) y vamos a hacer un par de cortes a los calcetines como podéis ver en la imagen, en la parte de la puntera y en la parte del talón.

¡Y ya está! De esta manera tan fácil ya tenemos unos «guantes» divinos para tener las manos calientes y protegidas mientras estamos delante del PC blogueando, escribiendo o lo que queráis hacer.

Para el tema de tunearlos, ponerles detallitos y rematarlos como se merecen, casi que mejor lo dejo en manos de los especialistas en el mundo DIY, yo os explico lo básico y ya el resto que innove.

Pues venga, ya tenéis vuestros «calcetines-guantes»

Buenas, pues que resulta que tengo que poner este aviso de las "cuquis" para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que eres igual de "cuqui" que yo y aceptas todos estos enlaces que salen por aquí política de cuquis, si quieres saber más dale al enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies