Somos

Tengo un par de corazones, Arnau y Judith que son los que me hacen crecer día a día como padre y, ante todo, como persona.

Fiel seguidor del método ensayo-error en la crianza de mis hijos. Me he equivocado infinidad de veces y estoy seguro que lo haré muchas más, ya que en caso contrario no tendría gracia esto de “jugar a ser papás”.

A pesar de lo que digan e insistan muchas marcas no soy “mama bloguera”, las quiero demasiado como para compararme a ellas, prefiero ser un #papábloguero como mis amiguetes, que ama a sus hijos, que evoluciona con ellos y que está en un mundo maravilloso como es la blogosfera paternal/maternal/familiar/infantil/lo que sea…

Este soy yo y estos son mis corazones, así sin más.

¿Te vienes a conocernos?