La p(m)aternidad es friki

Somos frikis, muy frikis, algo exagerado, rozamos niveles de frikismo elevados al infinito dentro del frikismo más absoluto…

¿Qué no?

Vamos a darnos una vuelta por la p(m)aternidad y luego ya si eso me dices si lo somos o no, ¿te parece?

Primero vamos a dejar claro que es un friki. A un servidor alguien friki le produce un respeto y admiración enormes, ya que es alguien que ama algo tanto que es capaz de pasar horas y horas embebiéndose de conocimiento, de cultura, de datos, de momentos y de mil cosas más que lo convierten en alguien altamente inteligente, ¿no lo veis así? Yo si.

A partir de esta definición es cuando nos damos una vuelta por nuestro mundo y nos encontramos con ejemplos que ilustran esta definición:

¡¡Estamos embarazados!! Ese momento en que llega a nuestra vida el embarazo y nos convertimos en auténticos robots devoradores de información, al más puro estilo #5 de Cortocircuito (mensaje para los ochenteros que se pasan a leer por aquí). Nuestra mente se abre y empezamos a empaparnos de datos, de información. Leemos blogs, buscamos libros, vemos vídeos, preguntamos a otros papas y mamás con experiencia y nos convertimos en el disco duro de la p(m)aternidad.

Imagen de Taringa

Imagen de Taringa

Recopilamos información y nos la ordenamos en nuestras carpetas: Ropa, mobiliario, pañales, enfermedades comunes (y la subcarpeta enfermedades no tan comunes), familia, amigos, pediatra, preparto, etc.

Pues eso, ampliar nuestros conocimientos para llevar el mejor embarazo posible, ¿es o no ser friki?

Llega el gran día, va a nacer nuestro hijo y nos compramos un disco duro externo para guardar la información que hemos recopilado hasta ahora, ya que necesitamos sitio libre para nuevas carpetas y nueva información: Parto, postparto, cambio de pañales, meconio, suelo pélvico, lactancia, etc.

Y seguimos, tras un primer año de consumo espectacular de información, llega la época de los dos a los seis años. Otro disco duro externo, que no dejaremos muy lejos los dos que ya tenemos por si vamos a por la parejita, y a llenarlo de nuevas carpetas: Guardería, andar, portear, caerse, dosis de Dalsy y Apiretal, parque, consejos familiares (subcarpeta consejo de vecinos y amigos), dibujos animados (subcarpeta banda sonora de dibujos animados), etc.

Me quedo en los seis años, pero la colección de discos duros que podemos acumular es enorme (o empezar a descubrir que es un TB).

Pues visto esto, la pregunta la lanzo y ya vosotros la respondéis comentando, que para eso esto es un blog:

¿Es la p(m)aternidad friki o no?

Buenas, pues que resulta que tengo que poner este aviso de las "cuquis" para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que eres igual de "cuqui" que yo y aceptas todos estos enlaces que salen por aquí política de cuquis, si quieres saber más dale al enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: