El primero

!!Ya tardábamos¡¡ Siete años han pasado, pero por fin lo tenemos aquí, ha llegado el primero.

Parecía que no llegaría nunca, que el «ángel de la guarda» ese que dicen que tienen los niños cuidando de ellos y que les protege en sus expediciones al árbol más alto, al agujero más oscuro, al rincón más inaccesible o al montón de cristales con menos protección del mundo, iba a seguir haciendo su trabajo.

Pero un día tenía que llegar y así ocurrió:

¡¡Ya nos hemos hecho nuestro primer esguince de tobillo!!

El primero

Aquí un servidor es propenso a ello, digamos que soy de los que se doblan el tobillo cuando pisan una colilla del suelo y echaba a faltar esa conexión en forma de lesión «padre-hijo».

Ahora ya puedo decir con todas las letras: ¡Bienvenido al mundo de los esguinces!

Por suerte no ha sido nada grave, simplemente una pequeña torcedura que le ha obligado a estar un par de días de reposo en casa, pero vaya dos días.

Intentar retener a un niño de siete años dos días sentado en el sofá de casa con el pie estirado es algo complicado por no decir imposible. Si no habéis sufrido un mini accidente de este estilo os animo a que lo probéis. Decidle a vuestro hijo en plenas vacaciones escolares que no puede moverse durante dos días… Ya me explicaréis la experiencia.

Pues lo que os cuento, que ya tenemos nuestro primer esguince de tobillo y que seguimos de vacaciones de verano.

 

Buenas, pues que resulta que tengo que poner este aviso de las "cuquis" para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que eres igual de "cuqui" que yo y aceptas todos estos enlaces que salen por aquí política de cuquis, si quieres saber más dale al enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: