DIY para papás. No vuelvas a tener las manos frías

Buenas a todos. ¿Quién ha dicho que los papás no somos capaces de hacernos un DIY para nosotros o toda la familia? Vale, lo reconozco, seguramente nos cueste un poco más que las grandes de este curioso mundo del «hazlo tu mismo», pero con un poco de paciencia y algo de imaginación, podemos ser capaces de hacer cosas de este estilo y algo más.

Y como el movimiento se demuestra andando y parece que, por fin, ha llegado el invierno de verdad, el del frío y no el de los mosquitos en enero que estábamos viviendo, hoy os voy a enseñar como hacer unos guantes para tener las manos calientes y de paso poder utilizar los dedos para escribir, que para los que nos dedicamos a temas de teclados varios, siempre es de agradecer.

Para ello nos vamos a ir al cajón donde guardamos los calcetines y vamos a coger unos que estén viejos (con viejos me refiero a desgastados o con algún agujero de más), que seguro que todos tenemos más de un par así.

Nos buscamos unas tijeras que sean eficaces (las del kit de peluquería de Peppa Pig no sirven, lo siento) y vamos a hacer un par de cortes a los calcetines como podéis ver en la imagen, en la parte de la puntera y en la parte del talón.

¡Y ya está! De esta manera tan fácil ya tenemos unos «guantes» divinos para tener las manos calientes y protegidas mientras estamos delante del PC blogueando, escribiendo o lo que queráis hacer.

Para el tema de tunearlos, ponerles detallitos y rematarlos como se merecen, casi que mejor lo dejo en manos de los especialistas en el mundo DIY, yo os explico lo básico y ya el resto que innove.

Pues venga, ya tenéis vuestros «calcetines-guantes»

Buenas, pues que resulta que tengo que poner este aviso de las "cuquis" para que tengas la mejor experiencia de usuario. Si continúas navegando es que eres igual de "cuqui" que yo y aceptas todos estos enlaces que salen por aquí política de cuquis, si quieres saber más dale al enlace.plugin cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies
A %d blogueros les gusta esto: